Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
¿YA TIENE UNA CUENTA VSP.COM? Ingrese aquí:
¿Olvidó su usuario o contraseña?
English
 
Volver | Imprimir    

Aprenda sobre el desarrollo de la visión de su bebé

Incluso dentro del útero, los bebés pueden notar la diferencia entre la luz y la oscuridad. Al nacer, ellos distinguen los contornos de las formas a través del contraste de las luces y sombras. Aunque recién logran percibir el color "rojo" después de varias semanas de haber nacido. No es de extrañarse que prefieran estampados contrastantes en vez de superficias lisas.

Los bebés aprenden a usar sus ojos durante sus primeras semanas y meses, y es en este período cuando sus ojos realmente aprenden a ver. Aunque ambos ojos tienen la estructura física necesaria para comenzar a ver con normalidad, aún no han aprendido a coordinar, y el desarrollo de esta "visión binocular" se da rápidamente durante las primeras semanas y meses de vida.

Durante el primer año decisivo, el cerebro y los ojos del bebé comienzan a coordinar las imágenes y a recordar todo lo que han visto. Siga las etapas y participe en la salud y el desarrollo de los ojos del recién nacido mientras pasa tiempo con él. La adecuada estimulación puede fomentar la curiosidad, la capacidad de concentración, la memoria y el desarrollo del sistema nervioso. Así que asegúrese de ofrecerle cosas interesantes para ver.

Desde el nacimiento hasta los tres meses: Se desarrolla la visión

Los recién nacidos puede ver objetos a una extensión de ocho a doce pulgadas desde su rostro, y sólo perciben los colores negro, blanco y gris. Durante su primera semana de vida, el bebé comienza a responder a los movimientos y a centrar la mirada. Pronto su bebé comenzará a sonreír cuando usted se acerque. Esto significa que su bebé puede verlo y lo reconoce, ¡un momento gratificante para todos los padres! (No se olvide de anotar la fecha).

Durante las próximas diez a doce semanas, notará que el bebé sigue con la mirada los objetos que se mueven y todo aquello que le resulta conocido, especialmente los muñecos y juguetes móviles con llamativos diseños geométricos. A medida que comienza a desarrollarse la visión del color, lo que primero notarán es el color rojo; recién podrán percibir todo el espectro de colores cuando alcancen los tres meses de edad.

Desde los cuatro hasta los seis meses: Los bebés comienzan a ver con claridad

La percepción profunda y la coordinación visomotora comienzan a desarrollarse cuando el bebé alcanza los cuatro meses. En un abrir y cerrar de ojos su bebé podrá extender la mano para agarrar un objeto, algo que antes sólo sucedía por casualidad.

Entre los cuatro y seis meses de edad, los bebés alcanzarán una botella, tomarán los juguetes que estén a su alcance, o acudirán a toda prisa o gateando tras los objetos que desean agarrar. La percepción profunda se agudiza y su bebé desarrollará la capacidad de ver los objetos más cercanos así como también aquellas cosas que se encuentren en la habitación o sala de juegos.

Para los seis meses, la visión del bebé ha alcanzado a 20/20. Generalmente consideramos a la visión 20/20, o emetropía, como la visión "normal". Notará como la vista pasa a ser un elemento clave en la capacidad del bebé para coordinar los movimientos que involucran a todo el cuerpo, como sentarse o caminar.

Desde los ocho hasta los doce meses: Desde los ojos hasta las manos y la mente

La conexión entre los ojos, el movimiento y la memoria se incrementa a medida que su bebé se aproxima al año. Durante el año anterior, es probable que haya notado un avance importantísimo en los intentos coordinados por parte de su bebé para tirar una pelota, recoger juguetes y objetos pequeños (incluso aquellos que usted desearía que no los alcance; ¿son a prueba de bebés?), y llevarse a la boca alimentos como cereales o rodajas de frutas.

Las actividades que requieren de la coordinación de manos y ojos, como jugar con cajas y anillos apilables, juguetes o bloques para encastrar, aumentarán la capacidad del bebé para poder percibir los objetos, tocarlos y recordar las características de dichos objetos.

Fuente: Bausch.com