Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
 
Volver | Imprimir    

Examen de la vista salva la vida de un niño

Un niño pequeño recibe una segunda oportunidad para vivir una vida saludable. Algo tan sencillo, y a la vez tan trascendente, es lo que el doctor de VSP Adam P. Rubin, O.D., recordará por siempre. La madre del niño de nueve años, a quien llamaremos Jimmy, lo llevó al consultorio del doctor Rubin para un examen de la vista periódico.

Durante varios meses se había quejado de dolores de cabeza graves y de tener la visión borrosa en el ojo derecho. Una tomografía computarizada (radiografía del cerebro) reciente no había mostrado nada raro y el médico clínico de Jimmy atribuía sus dolores de cabeza a una sinusitis.

Entonces, el Dr. Rubin empezó con el examen de la vista, pero en seguida se preocupó. "Inmediatamente, noté que su pupila derecha no respondía a la luz", recuerda. "Esto era alarmante, así que me concentré más en el ojo derecho".

Al examinar más de cerca, el doctor de atención de la vista vio algo más preocupante. "El nervio óptico estaba completamente descolorido, un signo que puede indicar la presencia de un tumor en el área. Un tumor o bulto grande puede presionar el fondo del ojo, provocando que el nervio óptico pierda el color."

El Dr. Rubin programó una cita para Jimmy con un especialista del cerebro. El especialista no tardó en encontrar al verdadero culpable - no era sinusitis sino un tumor junto a la glándula pituitaria del niño. El tumor, cuyo término médico es "craniofaringioma", era benigno pero si no se controlaba podía terminar siendo todo lo contrario. Esto se debe a que los turmores de ese tipo se agrandan y pueden ejercer presión contra el cerebro, por lo que pueden ser fatales.

Poco tiempo después, Jimmy se sometió a una cirugía y actualmente está muy bien - en la escuela y en la vida.

En cuanto al Dr. Rubin nunca olvidará el día en que el cirujano del niño lo llamó para felicitarlo por "salvarle la vida." "Indudablemente, los optometristas no suelen tratar con los aspectos más temibles y amenazantes del cuidado de la salud. Pero, como dice el Dr. Rubin, nunca se sabe. Eso es porque nuestros ojos ofrecen una perspectiva única sobre nuestros cuerpos. Un doctor de atención de la vista puede ver cosas que otros doctores no.

Dice el Dr. Rubin: "Cualquier enfermedad puede manifestarse durante un examen de la vista. Por eso es importante realizarse un examen anual de la vista - no solo para tener una buena visión, sino para controlar la salud en general y la salud de la vista".

La facultad de optometría prepara a los futuros doctores para que vean más allá del examen de la vista. El Dr. Rubin dice que: "En la universidad me enseñaron a encontrar signos y síntomas de problemas médicos durante los exámenes de la vista - que incluyen enfermedades raras tales como tumores cerebrales."

Para un niño y muchos otros más, esa capacitación valió la pena.