Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
¿YA TIENE UNA CUENTA VSP.COM? Ingrese aquí:
¿Olvidó su usuario o contraseña?
English
 
Volver | Imprimir    

Cataratas: enfermedad común, corrección rápida

Los 40 pueden ser los nuevos 30, pero a los ojos todavía no les han avisados. Realmente podemos sentirnos más jóvenes de lo que indica nuestra edad, pero algunas partes del cuerpo se desgastan inevitablemente.

Los lentes del ojo son una de esas partes. A pesar de que el promedio de vida es mayor, nuestros ojos no siguen el ritmo. La cirugía para quitar las cataratas, que generalmente se forman en los ojos más viejos, es la cirugía más común en los Estados Unidos.

Y, de acuerdo con la especialista en cataratas, Alice Sterling, O.D., también es la más segura y efectiva. Ella nos ofrece una explicación completa sobre la enfermedad:

"Los lentes funcionan como una lupa dentro del ojo," dice. "A medida que la lupa envejece y cambia, puede empezar a desarrollar manchas amarillentas y opacas que provocan que su vista se deteriore significativamente, viendo borroso o nuboso como resultado."

Las cataratas son prácticamente imposibles de prevenir. Se desarrollan en cerca de la mitad de los adultos de entre 65 y 75, y después de los 75, ese número aumenta significativamente.

Pero no deje que los ojos lo hagan sentir viejo. Las cataratas pueden crecer por muchos años sin ninguna señal y las gafas generalmente pueden posponer la cirugía. Una vez que necesite cirugía, no hay necesidad de preocuparse. El procedimiento es con clínica ambulatoria, sin dolor y tiene una recuperación rápida - pueden retomarse las actividades cotidianas en pocos días. El cirujano simplemente reemplaza los lentes borrosos por un implante claro y nuevo - generalmente sólo toma media hora.

Es un cliché decir que "la vista es sagrada" - pero es exactamente lo que sentimos. La vista también puede ser el sentido del que depende toda su vida. Ese fue el caso de una de las pacientes de la Dra. Sterling, una mujer que trabajaba como dibujante.

De colores nubosos a la nitidez

Imagínese ser dibujante y que luego de años de una vista precisa y una carrera exitosa, repentinamente el mundo luzca diferente. Sería devastador. Eso fue lo que le ocurrió a Dell Healy de 72 años de edad. La ilustradora independiente comenzó a notar que no podía ver los diferentes matices de los colores. Una visita a su optometrista, la Dra. Sterling, confirmó que las cataratas exigían una cirugía.

Su doctora le aseguró la simplicidad y seguridad del procedimiento.

Unos días después, el cirujano Dr. Harry Pappas le devolvió a Dell los colores.

"Estuve despierta durante todo el tiempo y no sentí dolor," recuerda Dell. "Luego de unos minutos, le pregunté al Dr. Pappas: '¿Cuándo va a empezar la operación?' Se sonrió y me dijo: 'Ya está - terminamos.' Volví a casa en menos de dos horas."

Dentro de otras pocas horas, la visión de Dell ya había mejorado drásticamente.

"Estoy leyendo libros y diarios otra vez y puedo mirar televisión sin usar las gafas," comenta. "Pero lo mejor de todo es que puedo ver colores nuevamente."

Fuente: VSP