Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
¿YA TIENE UNA CUENTA VSP.COM? Ingrese aquí:
¿Olvidó su usuario o contraseña?
English
 
Volver | Imprimir    

Las gafas solucionaron el problema de aprendizaje de un niño de segundo grado

¡Qué alivio! Eso fue lo que Robert Cathey sintió cuando abrió el e-mail de la maestra de su hijo Thomas. Unos meses atrás, su hijo, diagnosticado con Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), tenía problemas en la escuela. Repentinamente, comenzó a mejorar.

La mejora en su conducta hizo que se encontrara otro diagnóstico - el niño de segundo grado tenía miopía.

"El e-mail de la maestra llegó poco después de que Thomas comenzara a usar sus gafas," dijo Robert, padre de tres hijos y residente de Sacramento, Calif., "y me comentó que él 'parecía más concentrado y dedicado' en la clase. Podía concentrarse mejor, dijo la maestra, y su desempeño mejoró claramente."

Robert, que recuerda ese momento como "maravilloso," se detiene a pensar como algo tan simple - un examen de la vista - cambió la vida de su familia. "Antes del examen, asumimos que sus dificultades eran consecuencia del TDAH."

El doctor de atención de la vista de la familia, Michael Hatashita, O.D., escuchó las gratas noticias y se emocionó por haber sido parte de ello. Pero esto no lo sorprendió. "La miopía se puede desarrollar rápidamente en los niños," dice el doctor.

"Cuando examiné a Thomas, me di cuenta de que su miopía había aumentado mucho más entre primero y segundo grado," dijo el optometrista con 25 años de experiencia. "En este caso su visión se modificó de 20-25 a 20-200 en ambos ojos."

Este abrupto cambio fue más que causa suficiente de los problemas de Thomas en la escuela. Los oculistas, incluido el Dr. Hatashita, saben que los problemas de visión no detectados son la causa de muchos problemas de aprendizaje o de conducta en la escuela. Una vez que el problema es solucionado, los conflictos disminuyen, si no desaparecen por completo.

Además de descartar problemas de visión, hay otra razón muy importante para hacer un examen de la vista anual.

"En muchos casos, un examen de la vista periódico puede detectar síntomas de serias enfermedades, tales como diabetes. Además, puede tranquilizar al paciente en el sentido de que no está padeciendo una enfermedad crónica que puede disminuir su calidad de vida."

En el caso de la familia Cathey, el examen de la vista periódico lo consiguió. Sin mencionar el "maravilloso momento" para un papá preocupado.

Fuente: VSP