Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
¿YA TIENE UNA CUENTA VSP.COM? Ingrese aquí:
¿Olvidó su usuario o contraseña?
English
 
Volver | Imprimir    

Síndrome del ojo seco, un signo de hipertiroidismo

Es importante el hecho de encontrar un doctor que le guste y quedarse con él. Y eso también incluye a los oculistas. Con el paso del tiempo, el doctor logrará conocerlo y seguir su salud cada vez que lo visite. Y la constancia es lo más importante cuando se trata de la atención de la salud. El doctor Bryan Granger, O.D. de la red de VSP, sabe por experiencia personal lo importante que es ver a los pacientes continuamente.

Esto lo ayudó a descubrir qué ocurría con una paciente que se quejaba de tener los  
ojos irritados y secos. 

La mujer de mediana edad decía que tenía los ojos "secos, hinchados y arenosos," recuerda el doctor. El Dr. Granger tenía dos dudas que deseaba aclarar.

La primera era si la paciente realmente estaba sufriendo del síndrome del ojo seco. Esta enfermedad, que probablemente haya visto en avisos en las farmacias, es un trastorno crónico. Los ojos simplemente no producen suficiente humedad para lubricarse y que estar cómodos. Puede ser doloroso, molesto y hasta provocar cicatrices en el tejido ocular - lo cual no es bueno para la visión.

La otra duda era si en realidad el ojo seco era consecuencia de algo más sistémico - hipertiroidismo. Esto ocurre cuando la glándula tiroides produce demasiadas hormonas tiroideas. Y la paciente del Dr. Grander había mencionado tener hipertiroidismo en la primera charla con él. La enfermedad puede provocar ojo seco, además de otras cosas.

Entonces, el Dr. Granger le examinó cuidadosamente la córnea, la parte frontal transparente del ojo. Y sí encontró varios signos del síndrome de ojo seco relacionado con el hipertiroidismo. La poca humectación, la inflamación y la irritación eran grandes indicios. También lo era la leve protuberancia del globo ocular - provocado por la inflamación del tejido.

"La primera vez que me visitó esta paciente fue hace un año atrás para hacerse un examen regular de la visión y me alegró que lo haya hecho," comenta el optometrista de 39 años de edad que ejerce en New Iberia, La. "Durante años he tratado varios casos similares a éste, en los que los pacientes con trastornos de la tiroides padecen de ojo seco." 

"Afortunadamente, hacer la conexión entre el ojo seco y la enfermedad subyacente facilita tratar el trastorno del ojo. En un principio, le receté gotas lubricantes para los ojos. Dos semanas después, controlé el progreso y le receté una pomada para colocarse al momento de ir a dormir.

Luego de unos meses de tratamiento, la paciente del Dr. Granger mostró una mejora. Sus ojos estaban más cómodos. También dejó atrás las cicatrices en la córnea que acompañan al síndrome del ojo seco. El doctor advierte que: "El riesgo aquí es que las cicatrices provocadas por ojo seco relacionado con problemas de la tiroides generalmente pueden desgastar la visión, o incluso destruirla."

"Pero no fue lo que ocurrió con esta paciente. De hecho, volví a verla ayer para su control anual y me contó que no ha experimentado mucha incomodidad. Está viendo bien con pocos medicamentos."

"Para mí, la experiencia de esta paciente enfatiza la importancia de un examen de la visión a tiempo, especialmente en pacientes que tienen enfermedades subyacentes. !Ya que conozco la historia de esta paciente, puedo examinarla año tras año y asegurarme de proteger su valiosa vista!"

Fuente: VSP