Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
 
Volver | Imprimir    

Síndrome de la visión en la computadora: los niños, las computadoras y el daño digital en la vista

Cuando los niños vuelven a la escuela, dejan de pasar tanto tiempo en el patio de juegos y la piscina para empezar a sentarse frente a la computadora. Pero, ¿sus ojos están preparados para adaptarse al cambio?

Hoy en día es muy común que los niños en edad escolar usen una computadora o un dispositivo digital durante varias horas al día, y eso sin contar el tiempo que pasan en casa frente al televisor o jugando con algún sistema de videojuegos. Con esta excesiva exposición, aumenta el riesgo de que sufran el síndrome de la visión de computadora o CVS, una afección grave que puede causar dolor de espalda y cuello, ojos secos y hasta dolores de cabeza.

"La vista es la base del rendimiento escolar general", manifiesta el Dr. Justin Bazan, un doctor de VSP en Park Slope Eye en Brooklyn, NY. "La educación, los deportes o cualquier actividad depende de la calidad de su vista". En realidad, las estadísticas muestran que un 80% de lo que aprendemos es a través de nuestros ojos, lo cual significa que el CVS puede tener un impacto importante en la productividad y el rendimiento en el salón de clase de los alumnos.

"Si su hijo está evitando la computadora o solo puede pasar un tiempo corto trabajando de manera cómoda, esto puede ser un sigo de CVS", dice el Dr. Bazan. "Cada persona hace enfoque de manera diferente y algunos niños no tienen la capacidad de enfocar para pasar largos períodos de tiempo frente a imágenes pixeladas". Esta falta de capacidad de enfoque puede originarse a partir de una receta médica inapropiada o incorrecta.

Cómo prevenir los problemas derivados del síndrome de la visión de computadora

Por esto, ¿qué medidas puede tomar para ayudar a evitar el CVS y otros problemas relacionados con la vista? Haga que sus hijos consulten con un doctor de atención de la vista todos los años. Uno de cuatro estudiantes tiene problemas de deterioro visual y un 20% de los estudiantes de secundaria (de 12 a 17 años de edad) tiene dificultad para ver el pizarrón en la escuela. "La receta médica correcta es la clave. Por esta razón, es una muy buena idea hacer que los exámenes de la vista anuales sean una parte de la rutina de la vuelta a la escuela".

Según la manera y la frecuencia del uso de la computadora, los lentes pueden ser diseñados para ayudar a enfocar los ojos y reducir el cansancio mientras se utiliza la computadora. La terapia de visión es otro tratamiento que puede ayudar a un individuo a crear su propia capacidad de enfoque y mejorar las deficiencias que a menudo causan el CVS.

Otras medidas prácticas, tales como el control y los descansos programados, pueden ayudar a evitar el CVS antes de que comience. "Recomiendo descansos de cinco minutos por hora para tomar un vaso de agua", explica el Dr. Bazan. "Usted no solo estará hidratado (los ojos secos pueden ser un componente), sino también le dará un descanso a sus ojos.

Más consejos sencillos para prevenir el síndrome de la visión de computadora

Limite el uso diario

Tal como ocurre con los televisores, el uso de las computadoras debería controlarse según la edad (ver las sugerencias a continuación). Recuerde el viejo dicho: "Todo con moderación" y aplíquelo al uso de todos los dispositivos digitales.

Reduzca el brillo

Mantenga el monitor limpio y utilice un filtro para reducir el brillo en el monitor.

Tome descansos

Cada hora, haga que su niño tome un descanso de 10 minutos (también se aplica para usted).

Coloque correctamente el monitor

La pantalla de la computadora debería estar a 20-24 pulgadas del rostro del niño (al igual que de mamá y papá). Y los pies deben tocar el piso. El rostro debería quedar levemente inclinado hacia abajo al mirar la pantalla.

Úselas

Si su hijo usa gafas por receta para usar la computadora o por otro motivo, asegúrese de que las tenga puestas.

Edad
Límite de tiempo sugerido
Menos de 10 30 minutos por día
10–13 1 hora por día
14–15 2 horas por día
16–18 Según el criterio de los padres