Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
 
Volver | Imprimir    

Calabaza: un alimento saludable lleno de energía

Como uno de los alimentos más nutritivos disponibles todo el año, la calabaza es mucho más que una artesanía de temporada con una sonrisa torcida. Antes de que saque las partes pegajosas de su calabaza naranja, descubra los beneficios de salud ocultos que posee, tanto en el interior como el exterior.

Ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, tanto la pulpa como las semillas de la calabaza ofrecen muchos nutrientes que mejoran la salud y combaten enfermedades, incluyendo:

  • Alfacaroteno y betacaroteno
  • Fibra
  • Vitaminas A, C y E
  • Potasio
  • Magnesio
  • Zeaxantina

Beneficios de salud de la calabaza
El alfacaroteno y el betacaroteno que se encuentran en las calabazas son potentes antioxidantes, que se convierten en vitamina A dentro del organismo. La vitamina A promueve una visión saludable y asegura una adecuada función inmunológica, mientras que se cree que el alfacaroteno desacelera el proceso de envejecimiento, evita el crecimiento de tumores y reduce el riesgo de desarrollar cataratas. Los carotenoides también mejoran el sistema inmunológico y disminuyen el riesgo de sufrir enfermedad coronaria.

Las calabazas hacen que perder peso sea menos atemorizante
Los dietistas recomiendan la calabaza como un asistente para controlar el colesterol y la reducción del peso. Como una fantástica fuente de fibra, la calabaza lo mantiene satisfecho por lo tanto usted come menos y pierde peso. Las semillas de calabaza son ricas en fitosteroles que reducen el colesterol "malo", y ricas en aminoácido triptófano que es un estimulante del estado de ánimo. Por lo tanto, puede mantener una perspectiva alentadora mientras observa ese peso que desaparece.

Excelentes recetas con calabazas para cualquier momento del año

Pilaf de calabaza asada
Porciones: 6-8

Ingredientes:

  • 2 tazas de calabazas peladas y en cubos (puede utilizar calabacín, calabaza bellota u otros tipos de calabaza en lugar de la calabaza tradicional)
  • 1 ½ taza de batatas peladas y en cubos
  • Aceite de oliva
  • 1 taza de cebolla cortada en dados
  • ⅓ taza de apio cortada en dados
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 4 tazas de caldo de verduras bajo en sodio
  • 1 taza de arroz integral o silvestre
  • 2 cucharadita de salvia picada
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 hoja de laurel y
  • 8 oz de arándanos frescos
  • ¼ taza de agua

Instrucciones de preparación:

  1. Precaliente el horno a 400°.
  2. Coloque la calabaza y las batatas en una capa uniforme en una cacerola. Salpique con aceite de oliva. Hornee a 400° durante 35 minutos o hasta que esté tierno y solo hasta que los vegetales comiencen a dorarse, revolviendo después de 18 minutos. Retire del horno y deje a un lado.
  3. Caliente el aceite en una olla grande a fuego medio-alto. Agregue la cebolla, el apio y el ajo a la cacerola, saltee por 3 minutos o hasta que la cebolla esté tierna. Agregue el caldo y los ingredientes restantes a la mezcla de la cebolla, revolviendo para mezclar bien; deje hervir. Cubra, reduzca el calor y deje hervir a fuego lento durante 50 minutos o hasta que el arroz esté listo y el líquido se haya absorbido en su mayoría.
  4. Mientras tanto, caliente los arándanos frescos en una cacerola con aproximadamente ¼ taza de agua hasta que estén tiernos.
  5. Retire todo del fuego; deseche la hoja de laurel. Agregue la mezcla de la calabaza y los arándanos al arroz; revuelva suavemente para mezclar bien. Sazone con sal y pimienta a gusto.
    (Crédito de la receta: Food-Life Balance)

Chili de calabaza, frijoles blancos y pavo en olla de barro
Porciones: 9

Ingredientes:

  • spray para cocinar (yo usé mi Misto)
  • 2 lb de pavo molido 99% magro
  • ½ cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña, picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de chile en polvo, a gusto
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de orégano
  • 2 (latas de 15 oz) frijoles blancos comunes o pequeños (prefiero Goya) lavados y escurridos
  • lata de 15 oz de puré de calabaza (no relleno de pastel de calabaza)
  • 4.5 oz de chile verde picado enlatado
  • 2 tazas de caldo de pollo sin grasas, bajo en sodio
  • cilantro y cebollinos picados como aderezo
  • sal y pimienta a gusto
  • crema ácida baja en grasa como aderezo (opcional)

Instrucciones de preparación:

  1. Caliente una sartén grande a alta temperatura y rocíe ligeramente con aceite. Agregue la carne y cocine, separando hasta que esté blanca, aproximadamente 5 minutos. Agregue a la olla de barro
  2. Agregue el aceite a la cacerola, luego las cebollas, el ajo, saltee por entre 3 a 4 minutos; agregue el comino y saltee otro minuto.
  3. Agregue a la olla de barro. Agregue los frijoles, el puré de calabaza, los chiles verdes, el chile en polvo, el orégano y las hojas de laurel. Cubra y cocine a fuego alto durante 4 horas o a fuego lento durante 8 horas.
  4. Retire las hojas de laurel y ajuste la cantidad de aderezos a gusto antes de servir. ¡Disfrute!
    (Crédito de la receta: Gina's Skinny Recipes)