Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
¿YA TIENE UNA CUENTA VSP.COM? Ingrese aquí:
¿Olvidó su usuario o contraseña?
English
 
Volver | Imprimir    

Ejercítese para tener una vista más sana

¿Quién no desea mayor energía, un cuerpo tonificado y en forma y un mejor estado de salud? No es ningún secreto que el ejercicio es la mejor manera de ponerse en forma y evitar problemas graves de salud. Pero tal vez se sorprenda si descubre que, en realidad, puede ejercitarse para tener ojos sanos también.

Al igual que su corazón, cerebro y pulmones, sus ojos se ven afectados por la manera en la que cuida a su cuerpo. El ejercicio regular puede ayudar a prevenir problemas de la vista relacionados con la obesidad y el estar fuera de forma.

  • El glaucoma daña el nervio óptico. Caminar, solo 2 o 3 veces por semana, puede ayudar a bajar la presión en el nervio de los ojos.
  • La retinopatía diabética puede producir ceguera, a menos que se realice una dieta adecuada y se siga un plan de ejercicios.
  • La degeneración macular relacionada con la edad (AMD) es la causa principal de la pérdida de la visión de estadounidenses mayores de 60 años1. Bajar la presión arterial mediante una buena alimentación y el ejercicio puede ayudar a detener el progreso de la AMD.

Añadir ejercicios a su ya recargada rutina puede ser desafiante, pero los expertos dicen que solo 30 minutos al día pueden ayudar a mejorar la circulación y reducir el riesgo de tener problemas de salud que pueden causar enfermedades de la vista.

Si no está motivado para ponerse en marcha, intente comenzar su rutina de ejercicios moviéndose un poco. La Zumba y el baile de salón son maneras modernas y súper divertidas de ponerse en forma. Salga y ande en patines de ruedas, ande en bicicleta o haga una caminata: son todas actividades que queman gran cantidad de calorías también. Si no se le ocurren ideas, visite sitios como active.com y calorie count para obtener toneladas de información sobre ejercicios.

Cuando se vea tentado a disminuir el ritmo o a dejar de hacer ejercicio del todo, solo recuerde lo bien que se verá y se sentirá si sigue en movimiento. Luego, piense en lo preciada que es su vista: ¡probablemente esté de acuerdo con que vale la pena ejercitarse algunos minutos todos los días para aprovechar las recompensas que traen una buena salud y una excelente vista!