Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
 
Volver | Imprimir    

Una visión clara de la miopía

¿Tiene que entrecerrar los ojos para ver la televisión? ¿Ve borroso lo que aparece en la pizarra del aula? ¿Tiene que sostener los libros cerca de sus ojos para leerlos? Puede ser que tenga miopía.

Ver objetos distantes con claridad es difícil para las personas con miopía o visión corta. Los objetos que están a más de unas cuantas pulgadas o de algunos pies de distancia se ven borrosos y tratar de focalizarlos puede causar fatiga, cansancio de la vista excesivo, dolor de cabeza y bizquera. Las actividades cotidianas, como manejar y practicar deportes, se tornan difíciles, ya que la calidad de visión impide disfrutar de la vida. Si todo esto le suena familiar, queremos que sepa que no está solo.

La miopía es una afección común de la vista, que afecta a casi el 30 por ciento de la población estadounidense. Suele ser hereditaria y, por lo general, se manifiesta en los primeros años de la adolescencia, avanza con la edad y en los primeros años de la adultez se detiene su progresión. En Acercamiento a la miopía, un doctor de atención de la vista de VSP recuerda la lucha de un paciente joven contra la miopía.

Al igual que otros errores de refracción, la miopía es un problema de la vista que compromete la forma del ojo, lo cual impide focalizar bien. Cuando la forma del ojo es normal, los rayos de luz que entran a través del ojo se enfocan directamente sobre la retina (la capa de tejido que está detrás de la parte interna del ojo). Cuando la persona tiene miopía, la luz se enfoca solo en el frente de la retina o no llega a alcanzar la retina. Para corregir la miopía, se usa un lente que es más delgado en el centro que en los bordes para desviar la luz del centro de la retina y trasladar el punto focal de la luz hacia atrás para que alcance la retina.

Los síntomas comunes de la miopía:

  • Pestañeo excesivo
  • Bizquera
  • Frotación frecuente de ojos
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Dificultad para ver los objetos mientras conduce

Cómo tratar la miopía

La miopía se corrige fácilmente con gafas y/o lentes de contacto que permiten que los ojos vuelvan a focalizar los rayos de luz sobre la retina. Las opciones quirúrgicas como LASIK y PRK también pueden corregir la miopía pero son riesgosas y no todas las personas son buenas candidatas para la cirugía de la vista con láser. Si la visión borrosa a la distancia es causada por espasmos musculares en el ojo, se pueden practicar ejercicios terapéuticos para la vista orientados a mejorar la visión deficiente.

Un examen completo de la vista practicado por un doctor de atención de la vista de VSP permitirá obtener la información necesaria para determinar si usted tiene miopía. Su doctor de atención de la vista le indicará el tratamiento correcto para usted: lentes correctivos, cirugía, terapia de visión o una combinación de ambos tratamientos. Si usted o su hijo tiene los síntomas de la miopía, programe una cita con su doctor de atención de la vista para recibir tratamiento temprano.