Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
¿YA TIENE UNA CUENTA VSP.COM? Ingrese aquí:
¿Olvidó su usuario o contraseña?
English
 
Volver | Imprimir    

Lentes de policarbonato: cómodos y livianos. Protección UV. Resistentes a golpes.

Las lentes de policarbonato son hasta 10 veces más resistentes a los golpes que las lentes de plástico o vidrio y proporcionan 100% de protección contra los rayos UV perjudiciales. Además son livianas, lo que aumenta la comodidad de sus gafas, gafas de sol y lentes para deportes.

Una breve historia sobre el policarbonato
Originalmente diseñado para la cubierta de la cabina de pilotos de los aviones de guerra, el policarbonato proporcionaba una visión clara y era resistente a los impactos. Esto permitía que los pilotos tuviesen una visión clara, sin comprometer su seguridad. En los 1970, la popularidad del policarbonato literalmente surcó el cielo, ya que comenzó a ser utilizado para el visor de los cascos de los astronautas y los parabrisas de las naves espaciales.

Queda claro que el policarbonato es el material más duradero. Sin embargo, recién en los 1980 el policarbonato fue presentado a los consumidores como una alternativa accesible segura, distinta de las lentes de plástico o vidrio estándar. Hoy en día, las lentes de policarbonato son las más usadas por ser seguras. Estas lentes son una opción inteligente para las personas que practican deportes, para los que trabajan en ambientes donde hay peligros y especialmente para los niños.

Debido a su durabilidad, las lentes de policarbonato son además ideales para las personas que prefieren los diseños de lentes sin montura porque tienen menos probabilidad de romperse que las lentes de plástico o vidrio. Las personas que ven poco de un ojo o tienen un ojo vago, normalmente utilizan lentes de policarbonato.

¿Qué hace que el policarbonato sea la opción de lentes más segura?
Las lentes de policarbonato son las más resistentes a los golpes del mercado debido a su proceso de fabricación. La mayoría de las otras lentes de plástico utilizan un proceso de moldeado. Esto sucede cuando un material de plástico líquido es fundido por un período prolongado, para dar forma a la lente, hasta que el líquido se solidifica y se forman las lentes.

Por otro lado, el policarbonato es un material termoplástico que se produce con partículas pequeñas. Por lo tanto, la primer etapa de las lentes de policarbonato empieza a partir de una fuente sólida, se elimina el proceso de moldeado, utilizando en su lugar un proceso denominado moldeado por inyección, en los cuales las partículas se calientan hasta el punto de fundición. Una vez en estado líquido, el policarbonato se inyecta en los moldes de las lentes. En esa etapa del proceso, los moldes de las lentes se comprimen bajo presión y son enfriados para formar las lentes terminadas en cuestión de minutos.

La diferencia en el proceso de producción es lo que hace que el policarbonato sea más fuerte, más resistente a los golpes.

Aproveche al máximo sus lentes de policarbonato
Para aprovechar al máximo las lentes de policarbonato, tenga en cuenta los siguientes productos complementarios:

Recubrimiento resistente a rayones: Las lentes de policarbonato son increíblemente resistentes a los golpes. Sin embargo, parte de la razón por la que son tan fuertes, es porque, irónicamente, son relativamente "blandas". Ser flexibles es lo que les permite absorber la energía sin que se rompan. Pero un material blando requiere un recubrimiento resistente a rayones para prevenir rayones superficiales. Una vez que se aplica el recubrimiento resistente a rayones, sus lentes de policarbonato se vuelven tan resistentes como el vidrio y a su vez se mantienen resistentes a los golpes.

Monturas adecuadas: Para asegurarse de tener unos lentes seguros en su trabajo y durante sus actividades deportivas, se recomiendan las monturas diseñadas específicamente para la seguridad; utilizar lentes de policarbonato en monturas que no han sido calificadas como de uso seguro puede ser perjudicial y dañino. Su profesional en atención de la vista puede aconsejarle qué monturas son seguras y las más adecuadas para su estilo de vida, ya sea en el trabajo o en su hogar.

Debido a que los niños tienden a dejar caer sus lentes con mayor frecuencia y juegan de manera torpe aún cuando no estén practicando un deporte, todas las monturas para niños deberían llevar lentes de policarbonato.