Visual presentation of this web site requires JavaScript. Avanzar al contenido principal
 
Volver | Imprimir    

Una breve mirada a los problemas visuales corregibles

¿Quién no querría tener una visión perfecta? Poder ver todo lo que desea sin gafas ni lentes de contacto sería grandioso. Desafortunadamente, la sorprendente visión láser de Superman solo existe en las revistas de historietas. Pocas personas pueden ver perfectamente, y la mayoría de nosotros tiene al menos una enfermedad de la vista en algún momento de nuestras vidas.

Nuestros ojos son increíblemente complejos y el trastorno más pequeño en el cristalino, la córnea, la retina o el iris puede cambiar drásticamente su visión. La buena noticia es que muchas enfermedades de la visión se pueden corregir mediante un examen completo de la vista seguido de la receta adecuada para gafas o lentes de contacto. A continuación encontrará algunos de los problemas de la vista corregibles más comunes.

Usualmente tratables con gafas recetadas o lentes de contacto recetados:

Presbiopía: esta enfermedad relacionada con la edad produce una disminución en la capacidad del ojo de enfocar con nitidez objetos cercanos, debido al endurecimiento del cristalino del ojo. Lea Presbiopía: El desafío de la vista a los 40 años para obtener más información.

Miopía: esta enfermedad de la vista produce un efecto tal que los objetos cercanos se ven nítidamente pero los objetos alejados se ven con poca nitidez.

Astigmatismo: este deterioro visual es producto de una curvatura irregular en el ojo. En vez de tener la forma de una pelota de baloncesto, el ojo tiene la forma de una pelota de fútbol. El astigmatismo afecta la manera en que el ojo procesa la luz, lo que provoca niveles variables de visión borrosa.

Hiperopía: conocida comúnmente como "hipermetropía", esta enfermedad de la vista produce un efecto tal que los objetos alejados se ven nítidamente pero los objetos cercanos se ven con poca nitidez.

Pueden necesitar tratamiento además de gafas recetadas:

Ambliopía: normalmente conocida como "ojo vago", esta enfermedad surge a una edad temprana e implica el favorecimiento de un ojo sobre el otro. Cuando ocurre, el ojo descuidado rara vez se desarrolla como es debido y por eso parece "vago" en comparación con el ojo que funciona adecuadamente.

Estrabismo: conocido comúnmente como "ojos desviados", ocurre cuando los músculos que rodean el ojo no funcionan bien conjuntamente. Como resultado, cada uno de los ojos puede mirar simultáneamente en distintas direcciones, lo que envía dos imágenes diferentes al cerebro.

Deficiencia en la visión del color: la principal característica de esta enfermedad, normalmente conocida como "daltonismo", es una incapacidad de distinguir ciertos colores. La confusión del color rojo con el verde es el tipo de daltonismo más común. Lea El daltonismo no es realmente una ceguera para obtener más información.

Nictalopía: comúnmente llamada "ceguera nocturna", es la incapacidad de ver bien en áreas poco iluminadas. Las personas que sufren de nictalopía tienen problemas para conducir de noche. La ceguera nocturna no es, en realidad, un trastorno, sino un síntoma de otros trastornos visuales tales como las cataratas o la miopía.

Fotofobia: aquellas personas que tienen fotofobia, también llamada "sensibilidad a la luz", experimentan con frecuencia síntomas como dolores de cabeza y cansancio de la vista cuando se exponen a una luz directa o brillante. Al igual que la ceguera nocturna, la fotofobia no es una enfermedad de la vista: es un síntoma de otras enfermedades subyacentes como la inflamación ocular.

Si ha experimentado alguna dificultad en la vista, programe una cita con un doctor de atención de la vista de VSP de inmediato.